Recientemente salto la noticia de que la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp decidió eliminar el pago anual de 1 euro que exigía a los usuarios que no habían adquirido una contratación vitalicia y son muchos los que se preguntan ¿por qué ahora?

Desde que Facebook se hizo con ella a finales del 2014 por la barbaridad de los casi 22.000 millones de dólares, son muchos los que echan cuentas para ver cómo recupera Facebook esa gran inversión. La opción de cobrar una cuota era arriesgada y podía provocar la migración de usuarios a otros sistemas de mensajería instantánea como Line.

Lo que parece evidente es que Zuckerberg no compró Whatsapp para cobrar una cuota a los usuarios por usar la aplicación, sino que por lo que se atisba un dato tan importante como es nuestro número de teléfono. El dato que la mayoría de personas se niegan a publicar en su perfil de Facebook… de tal forma que Facebook al hacerse con Whatsapp se llevó de un plumazo todos los números de teléfono de sus usuarios.

Muchos aseguran que Whatsapp ya tiene todo listo para comenzar a compartir información de tu cuenta con Facebook. Según ha podido saber Lina Ortas en la última versión 4.12.413 de la app aparecen nuevas opciones de seguridad que permitirían la transmisión de esta información, pero también hemos de decir que existe la opción, al menos por el momento, de habilitar o deshabilitar el envío de datos a Facebook.

Los creadores de Whatsapp en su día publicaron en su blog esta afirmación “Whatsapp es nuestro producto y nuestra pasión. Tus datos personales no nos importan”. Una afirmación a la que ya muchos le ven fecha de caducidad, si finalmente Facebook nos obliga a “pasar por el aro” de tener que compartir datos de uso a cambio de no tener que pagar por esta suscripción.