Muchos de vosotros ya conoceréis lo que es Social TV. Para los que no lo sepan, es muy posible que lo hayan practicado, y es que estamos ante un fenómeno que mezcla la facilidad de comunicarnos en las redes sociales, con la manera tradicional que hemos tenido siempre de ver la TV, así que pasen, acomódense y sean bienvenidos a la era de la televisión social.

¿Has comentado alguna vez algún contenido televisivo con la ayuda de las redes sociales mientras se está emitiendo una serie, un programa, un partido a través de un #hashtag? Verdad que si…

Un estudio reciente publicado por el portal Marketing Actual afirma que el 75% de los encuestados “tuitean” mientras ven la televisión y que los smartphones son los dispositivos más utilizados con un 64%, seguidos de los portátiles con un 24% y las tablets con un 12%.

Los concursos son los mejores situados en este aspecto (seguidos de espacios de ficción y entretenimiento) y si no, que se lo pregunten a la última edición de “LaVoz” que ha generado casi medio millón de comentarios por emisión, siendo Facebook y Twitter con su #, las redes sociales por antonomasia en este sentido.

Las marcas no han tardado en ver el filón para acceder al corazoncito del consumidor y explotar una nueva forma para llegar a ellos, haciéndoles partícipe en todo momento y produciéndose así una bidireccionalidad, con la que se sienten “parte de”.

Lo que está claro es que el Social TV es un acelerador de audiencia, ante el que las empresas vislumbran una gran oportunidad, si “le dan al coco” e innovan en el ámbito creativo para llevarse al consumidor a su terreno. A este paso… ¡nos van a faltar manos y todo! #estapasando.