Snapchat se está convirtiendo en una auténtica revolución en el mundo de las redes sociales, siendo la opción preferida entre adolescentes, incluso por delante de Twitter o Instagram. La mayor parte de su audiencia reside entre los 13 y los 25 años, los cuales visualizan hasta 10 mil millones de vídeos al día, lo que la hace cada vez más poderosa.

Snapchat

Lo curioso es que Zuckerberg estuvo interesado en comprarla pero el CEO de la empresa declino la oferta. Desde su creación hace ya 4 años, no ha dejado de crecer y cuenta ya con 150 millones de usuarios fieles. La novedad que incorpora Snapchat en su interfaz son los filtros personalizados y la posibilidad de elegir en directo diferentes eventos y empresas.

 

Su moderno formato la hace cada vez más atractiva para sus consumidores y lo que trata de conseguir es un público cada vez más maduro. En sus orígenes permitía compartir fotos y vídeos que desparecían tras ser vistos por su destinatario y ese era su gran éxito, la privacidad. Actualmente la red social ha madurado y sus users se envían mensajes, acceden al Discovery (en la que se encuentran contenidos de marcas como CNN O el mismo National Geographic).

 

Desde Lina Ortas consideramos que: “lo que hace única a Snapchat es ese factor diferencial que no indica al usuario el número de followers que tiene, ni el número de visitas que tiene, además de que los vídeos desaparecen a las 24 horas. En esta red social a diferencia de las otras es que en Snapchat los contenidos son nuevos, mientras que en las otras se han estado usando para recuperar contenido relativamente antiguo”.

 

Todavía el contenido que las empresas “vuelcan” en Snapchat todavía no se ha monetizando, aunque en Lina Ortas somos conscientes que es cuestión de tiempo y todos los profesionales del marketing ya están dándole vueltas al coco para ver cómo lo pueden hacer, aunque por ahora estemos ante una herramienta de posicionamiento y reputación de marca, vinculada a un público más juvenil.