A día de hoy, en un mundo tan saturado de información y publicidad, las empresas enfocadas al sector del marketing y publicidad tienen el reto de llamar la atención del público. Y es por ello que cada vez más están proliferando las sorprendentes campañas de Smart packaging, incluyendo en las mismas la tecnología necesaria para que los resultados sean llamativos y diferenciadores.

SMART PACKAGING

En la actualidad son muchas las marcas que hacen con su propio producto un packaging una herramienta para interactuar con el usuario proporcionándole una experiencia única, como acaba de hacer recientemente McDonald´s en Suecia, convirtiendo su packaging de su menú infantil en unas gafas de realidad virtual con las que los niños podían visualizar vídeos infantiles ¡un auténtico bombazo en el ámbito de la realidad virtual y el smart packaging!

 

Otra marca que no se ha quedado atrás es Kodak, que tras caer en bancarrota lleva 3 años recuperándose del golpe y ahora su última novedad es la de registrar el tiempo y la temperatura de los productos perecederos, de tal manera que en unos años nos podrán avisar de cuando la comida va a caducar o disponer de un menú automatizado de comidas, en función de los alimentos que haya en nuestra cocina.

 

Según ha podido saber Lina Ortas cada vez se están implementando entre las marcas de gran consumo las llamadas “etiquetas inteligentes” con las que un consumidor puede escanear los códigos para obtener más información acerca del producto, algo que puede ser muy beneficioso a la hora de identificar los productos alérgenos, para aquellos consumidores que padezcan intolerancias.

 

De esta forma la interconexión de productos posibilita que se empiece a experimentar cada vez más con packagings que han dejado de ser un mero envoltorio para convertirse en una potente