Entre los adultos, redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram son las más conocidas y utilizadas por los mayores. Pero ¿son los mismos los gustos, en lo que a social media respecta entre los niños y los adultos? Lo que está claro es que la manera de comunicarse y los gustos de estos dos targets son muy diferentes, pero desde Lina Ortas nos gustaría ahondar más en este tema, ya que muchas veces los padres también desconocen el terreno en el que se desenvuelven sus hijos en el «mundo digital».

Uso de redes sociales

YouTube: no es una red social al uso, pero con el paso del tiempo y el gran protagonismo que está ganando el vídeo a día de hoy, gracias también a las cámaras de los samrtphones, se trata de uno de los portales web donde los jóvenes comparten mayor contenido.

 

De hecho los YouTubers son a día de hoy chicos jóvenes, como puede ser El Rubius que cuenta con más de 17 millones de suscriptores… Por decirlo de alguna manera, los adolescentes que se suscriben a este tipo de canales esperan nuevos contenidos como “agua de mayo” y son cada vez un público más fiel que no falla a su cita.

 

Vine: continuando con el vídeo, nos encontramos con esta aplicación (integrada con Twitter) que permite crear vídeos de seis segundos que son reproducidos en unloop (siendo cada loop contado como una visualización), por lo que el número de reproducciones suma millones. Desde enero del 2015, debido a su popularidad entre el sector más joven la app lanzó la versión infantil llamada Vine Kids, que selecciona los contenidos para niños a partir de cuatro años.

 

Instagram: junto con Facebook es una de las redes sociales favoritas de los adolescentes. El corte juvenil de Instagram se aprecia en las edades de las personas con más seguidores del mundo (Selena Gomez con 22 años, Ariana Grande de 18 años, etc.). Estos jóvenes usuarios cuando alcanzan una cifra con varios ceros en Instagram pasan a ser Influencers.

 

Snapchat: a caballo entre Instagram y Whatsapp, se trata de una red social que ha crecido entre el público más joven en los últimos años. ¿En qué consiste? Básicamente en enviar mensajes en forma de vídeos cortos, que pueden editarse añadiendo texto o iconos, que solo pueden ser visualizados una vez.

 

Whatsapp: un estudio publicado por una consultora digital revelaba que los adolescentes españoles al despertarse lo primero que hacen es mirar el whatsapp y casi un 40% hacen lo mismo antes de irse a dormir. Además revela que los niños pueden tener de seis a diez perfiles, cada uno con una finalidad específica.