SIM
Lo que se venía previendo desde hace años, con respecto al final de las tarjetas SIM, parece que se hará realidad durante este 2016. En esta edición de Mobile World Congress, Apple y Samsung han presentado una nueva tecnología, en la que todos los dispositivos contarán con un chip fijo (instalado de fábrica) con el nombre de tarjeta electrónica o Esim, de tal manera que permitirá a todos los usuarios móviles disponer de los servicios de un operador de forma remota, no teniendo que adquirir una tarjeta física.

Este cambio promete revolucionar la industria de las comunicaciones, tanto para fabricantes como operadores y usuarios. Y ¿quién ha sido el culpable de este cambio? Ni más ni menos del Internet de las cosas, mencionado en un post de nuestro blog, ya que la tecnología actual de la tarjeta SIM física, hace que sea imposible que todos los dispositivos (wearables, coche, etc.) puedan conectarse a la red.

En una primera fase se instalará esta tecnología en tablets, wearables y coches, mientras que la segunda etapa, a finales de año llegará a los smartphones. Esta tarjeta permitirá un sinfín de beneficios:

· El despegue del Internet de las cosas, eliminando las barreras físicas, siendo más fácil el hecho de que los dispositivos se conecten unos a otros, facilitando así el uso de electrodomésticos e incluso de su propia casa (con la domótica, usando el móvil).
· Almacenamiento en varios perfiles de cuentas entre un cliente y el operador, manteniendo solo uno en activo.
· Ayudará a las dichosas portabilidades entre compañías, al no ser necesario el envío de tarjetas SIM (con una simple llamada bastaría para finalizar un contrato o empezar otro).
· El cambio de perfil desde un mismo Smartphone permitirá disminuir los costes del usuario en el extranjero (Adiós al dolor de cabeza del roaming).
· Con una tarjeta virtual, el usuario podría tener decenas de SIM de diferentes operadoras, lo que provocaría que hubiera más competencia y bajasen los precios.

· Reducirá la presencia de clientes en los establecimientos de los operadores, ya que el motivo de estas visitas puede ser la solicitud de nuevas SIM.