. La red social de microblogging sigue los pasos de Facebook que también hizo borrón y cuenta nueva del social shopping, por no hablar de redes como Pinterest o Instagram que ya tuvieron problemas con este tema en concreto.

comprar

Hace más de un año ya tratamos este tema en uno de nuestros post y todavía era pronto para dar la estocada al botón de compra, pero por lo que parece es ya una realidad, en la que muchos acusan de que sea a causa de la mala gestión de transacciones, de inventario y de un escaso engagement con los gustos del consumidor.

 

Desde Lina Ortas consideramos que los usuarios por lo general no van a comprar en una red social, ya que no se trata de un canal que este enfocado a ello directamente y si a descubrir las marcas, productos y servicios de una compañía. Otra de las razones que consideramos que puede ser la causa del fracaso de que no se concreten las compras en estos canales es porque no ofrecen la misma experiencia que otras webs especializadas en e-commerce.

 

Las redes sociales por el momento son un pequeño porcentaje dentro de las ventas digitales y no parece que el panorama vaya a cambiar de forma notable por ahora. Así que vamos a resumir desde Lina Ortas cuáles son los problemas por los que los usuarios no han cogido el gusto a eso de comprar en las plataformas 2.0:

 

  • El usuario no sabe si paga a la red social o a la tienda online.
  • Los usuarios que están en las rede sociales no están en “shopping mode”.
  • La gestión del inventario en muchos casos no es el adecuado.
  • La experiencia de compra queda en manos de la red social en cuestión, por lo que los retailers se exponen a dejar su reputación a la red social, pudiendo surgir imprevistos.