Arrancamos el año con un término que seguramente ya hayas escuchado: CMO (chief marketing officer) o director de mercadotecnia. Pues bien, al igual que ya está implantado el término de CEO para hablar del responsable/director ejecutivo de una empresa, ahora vuelve a abrirse paso este término de marketing que viene a ser el ejecutivo de una organización responsable de las actividades de marketing, que hace que su empresa se adapte a la nueva situación de mercado.

Es el responsable del desarrollo y ejecución de todas las iniciativas de marketing y publicidad dentro de una compañía con el objetivo de aumentar las ventas; además debe tener la capacidad de comprensión, generación y análisis del big data y tecnologías de la información.

Desde Lina Ortas consideramos que entre las principales funciones de un CMO son las de:

Promover el crecimiento, las ventas y las estrategias de marketing
Incrementar la generación de ingresos
Reducir costes
Mitigar riesgos
Preparar la estrategia integral de marketing
Elaborar y desarrollar el presupuesto de marketing
Analizar datos para crear estrategias
Trabajar en el desarrollo de nuevos productos

Este cuenta con una responsabilidad primaria o compartida sobre las áreas de gestión de ventas, desarrollo de productos, canales de distribución, comunicación (incluyendo publicidad), estudios de mercado y servicio al cliente. Es por ello que con el tiempo esta figura se ha convertido en una de las figuras imprescindibles dentro de las estructuras de las empresas.

El último estudio realizado por la firma Russell Reynolds sitúa al CMO como un líder de iniciativas de transformación y crecimiento. Los responsables del estudio inciden en que aunque la figura del CEO suele ser más mesurada a nivel emocional, las características de los CMOs no distan tanto de los directores generales en aspectos como la capacidad de liderazgo creativo.

Resumiendo, el concepto de “Chief” trasciende el “dirigir un departamento” y supera al tradicional “Director” o “Manager” que se ocupaban básicamente de su departamento. EL CMO, en esencia, es el que se encarga del cliente, la marca, comunicación y la innovación en producto. Se podrían hablar de otras muchas funciones o de las relaciones con otros departamentos en cada empresa que hace que estas afirmaciones puedan variar de unas u otras.