Tras las últimas declaraciones del CEO de Apple Tim Cook en las que declaró que “la realidad aumentada podía ser una idea tan grande como un smartphone”, a nadie ya le cabe duda de que Apple apostará por la tecnología de realidad aumentada para su nuevo iPhone. A día de hoy lo cierto es que está en un segundo plano por detrás de la realidad virtual parece que la manzana más poderosa del mundo apuesta por la realidad aumentada.

shutterstock_515607973

Para los despistados que aún no sepan en qué consiste, deben de saber que es una tecnología que combina el mundo real con el virtual a través de un proceso informático, enriqueciendo la experiencia visual y optimizando la calidad de las comunicaciones, de tal manera que permite añadir información visual a la realidad y crear todo tipo de experiencias interactivas (catálogos de productos en 3D, video juegos, probadores de ropa virtual, etc).

 

Por lo que hemos podido saber desde Lina Ortas la compañía americana se ha metido de lleno en el desarrollo e integración de la realidad aumentada en sus dispositivos y tecnología. Apple además trabaja en otros productos como ya hizo Google en su día con las “malogradas” Google Glass o las HoloLens de Microsoft.

 

Hasta el momento la compañía de Zuckerberg es la que ha apostado más fuerte por este formato a través de Oculus se prevé que de aquí a 6 años el mercado de la realidad aumentada llegue a mover los 165.000 millones de dólares.

 

La implementación hasta ahora en el Smartphone es una incógnita pero el uso de la cámara será clave para poder usar esta innovadora tecnología. Del mismo modo que sucedió con Pokemon Go, Apple podría hacer lo propio con una aplicación de mapas para mostrar al usuario la información en tiempo real de los monumentos o locales a los que se enfoca.