adbloquing2
Cada vez es más frecuente el bloqueo de anuncios en Internet, práctica conocida como Ad-Blocking que consiste en bloquear, mediante un software específico ya sea mediante un complemento en un navegador o una aplicación en un dispositivo móvil) los anuncios publicitarios.

Los últimos estudios de la empresa PageFair demuestran que esta práctica supondrá para los editores un coste de 22 mil millones de euros en este año, que actualmente hay casi 200 millones de usuarios activos de aplicaciones de bloqueo en todo el mundo y que esta práctica creció un 41% a escala mundial durante el último año.

Los sitios web y aplicaciones móviles tienen una gran cantidad de anuncios, que terminan siendo pesados para el usuario y hacen que el tiempo de visualización y descarga llegue en algunos casos a multiplicarse por 5 en algunas ocasiones… Parece que la “venganza” del consumidor saturado ha llegado y los adbloquersestán poniendo en jaque a la industria de la publicidad online. Un aspecto que se ha complicado aún más con la decisión de Apple de incluir en el próximo lanzamiento de iOS 9 un software que permita a un usuario bloquear los anuncios, algo que va a perjudicar a su competencia: Facebook, Google, etc al reducir sus ingresos en publicidad.

La compañía de Zuckerberg no se ha hecho esperar y ha puesto ya en aviso a todos sus inversores al informarles de los peligros del uso de este tipo de tecnología y en especial si afecta a la publicidad móvil como es el caso, o lo que es lo mismo a su bolsillo.

Lo cierto es que habría que replantearse la industria de la publicidad digital para generar contenido relevante. La batalla ha comenzado con dos bandos: en uno están los adbloquersque empezaron como empresas sin ánimo de lucro para convertirse en mercenarios 2.0; y en otro las agencias, marketers y desarrolladores que intentan hacer de esta industria un negocio rentable.